¿Sabes qué es un Dominio y sus etapas?

ciclo_de_vida_dominio Ciclo de vida de un Dominio

¿Estás pensando crear tu página web y no sabes lo que es un Dominio ni los periodos que tiene?

Sigue leyendo, esto te interesa.

Una de las etapas que debes de considerar más allá del diseño y la estructura de la misma, es el Dominio; un dominio, básicamente es la dirección electrónica que tendrá tu sitio web, de la misma manera que un satélite necesita una dirección o un código postal para dar direcciones, un navegador web necesita un nombre de dominio para dirigirte a un sitio web.

Un dominio de internet se forma a partir de dos elementos principales. Por ejemplo, el nombre de dominio Facebook.com consiste del nombre del sitio web (Facebook) y la extensión del dominio (.com). Cuando una empresa (o una persona) compra un dominio web, puede especificar a qué servidor apunta el nombre de dominio.

El ciclo de vida de los dominios en internet está establecido por la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), entidad encargada de la normativa aplicable a los dominios, además de especificar qué extensiones de dominios están disponibles y mantiene una base de datos centralizada de dónde apuntan los dominios web.

Todos los dominios siguen el ciclo de vida, que delimita las etapas y las acciones disponibles o no disponibles para realizar en cada una, algunos detalles específicos varían dependiendo de la extensión del dominio (.mx, .com, .net, etc), y del proveedor con el que lo registres, pero, podríamos decir que la estructura del ciclo de vida es la misma.

Así que, el ciclo de vida comienza de un dominio comienza cuando un nombre de dominio está disponible para el registro, y finaliza cuando se libera nuevamente. Este ciclo consta de 3 momentos que determinan su estado: Registro, Caducidad y Liberación. Con un recorrido de 6 etapas en total que son: Dominio disponible, dominio registrado, dominio activo, periodo de gracia, periodo de castigo y periodo de eliminación, y se repite el ciclo.

A continuación, te explicamos en qué consiste cada una de las estapas.

  • Dominio disponible: Quiere decir que el nombre del dominio puede ser registrado, que nadie lo tiene registrado y que está libre en el mercado. Para ello, debes revisar que tu dominio no se encuentre en uso, confirmada la disponibilidad, puede realizarse el Registro del dominio.
  • Dominio registrado: Enviada la petición para un dominio que efectivamente está libre en el ente registrador, éste es asignado a quien lo ha solicitado.
  • Dominio Activo: Es cuando el dominio ya se encuentra registrado y funcionando con normalidad. Todos los dominios se registran por un periodo de tiempo, siendo el período mínimo de un año, y el máximo dependiendo de la extensión que se haya seleccionado. Finalizado el tiempo por el cual se haya contratado el registro, el dominio habrá Caducado, y podrás volverlo a contratar o extender la duración del contrato que tengas el registro o bien, terminarlo y perderlo.
  • Es muy importante tener presente esta información para evitar olvidos para el momento de la renovación.
  • Período de Gracia: El período de gracia comienza cuando un dominio ha caducado y ha parado de funcionar porque no se realizó una solicitud de renovación. El tiempo de duración de este período puede tener algunas variaciones dependiendo la extensión del dominio; pero, por ejemplo, en el caso del .com la duración es de 30 días.
  • Período de Castigo: El dominio puede recuperarse, pero será a un valor superior al precio de renovación normal. Para este momento no solo habrá caducado el dominio, sino que ha pasado también el período de gracia.
  • Período de Eliminación: Esta es la instancia final del ciclo. Es una etapa en la cual ya no es posible recuperar el dominio y por eso entra en periodo de eliminación para ser liberado nuevamente al mercado para que cualquier interesado pueda registrarlo. Es decir, que entra nuevamente en la etapa de dominio disponible.
    Este momento es peligroso, ya que, si por ejemplo una empresa activa llega a esta situación, corre el riesgo que otra persona registre el dominio, teniendo ahora el control sobre tu marca, y el problema principal radica, en que no hay una instancia que regule los costos de la reventa de dominios.

En nuestra experiencia, hemos conocido empresas que han tenido que pagar a un revendedor por la recuperación de su dominio sumas exageradas de 100,000 pesos mexicanos, y más; siendo que un dominio .com por ejemplo, oscila entre los 250 a 500 pesos mexicanos, dependiendo el tipo de cambio y el nombre en sí del dominio.

En IKITA studio, siempre recordamos a nuestros clientes con anticipación el tiempo que tienen de vencimiento y renovación del dominio, para que nunca estén en la fase de Periodo de gracia y mucho menos en el Periodo de Castigo.

Esperamos que ésta información te sea de utilidad.

Por qué no me gustan los "Page builders" de WordPr...
¿Por qué fracasan las páginas web?

Artículos relacionados

 

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://ikita.com.mx/v3/

Clientes / Proyectos

0
Compartido